Beneficios del tratamiento con cámara hiperbárica

El tratamiento con oxigenoterapia hiperbárica (OHB) tiene una gran utilidad para enfermedades y dolencias que son cotidianas para nosotros pero, cuyos tratamientos, han sido siempre largos y no siempre satisfactorios. Algunos ejemplos de esas enfermedades son: el pié diabético, la fibromialgia, las lesiones de traumatología,  la recuperación tras operaciones quirúrgicas, etcétera.

El tratamiento consiste en respirar oxígeno a un nivel de pureza del 100%, con una presión atmosférica superior a la de la superficie terrestre.

Explicado de otra manera, la cámara hiperbárica nos permite respirar oxígeno puro a una presión similar a descender de 15 metros (1’5 atmósferas) a 30 metros (3 atmósferas) sobre el nivel del mar, haciendo que el oxígeno se disuelva en el plasma de forma muy rápida y llegue a nuestras células en una mayor cantidad.

Este efecto químico es muy beneficioso para nuestro organismo, ya que estamos compuestos principalmente por agua y cuyo ingrediente fundamental es el oxígeno.

Como podéis deducir, la parte teórica es muy interesante y fascinante, pero lo mejor de todo, son los beneficios que tiene este tratamiento para nuestro cuerpo, que de forma resumida, nombraremos los diez más destacados:

1. Estimula las células que producen colágeno

2. Estimula la respuesta inmunológica.

3. Tiene acción bactericida y bacteriostática.

4. Produce nuevos vasos sanguíneos, es decir, angiogénesis.

5. Reduce la fatiga muscular y aumenta la energía a nivel celular.

6. Acelera la fase de cicatrización en las heridas.

7. Favorece la desintoxicación de gases.

8. Aumenta el flujo sanguíneo.

9. Favorece la osteogénesis y la reparación ósea.

10. Produce efectos antiinflamatorios.

Esperamos que hayas disfrutado de este pequeño resumen. Para cualquier duda recuerda en ponerte en contacto con nosotros. ¡Mucho ánimo durante la cuarentena!

Comparte en tus redes sociales