Lifting Facial

El lifting facial es la forma más sencilla de ocultar los signos de envejecimiento que aparecen a medida que las personas envejecen, por el efecto de la gravedad, la exposición solar y el estrés diario producen en la cara determinados y que pueden ser agravados por hábitos tóxicos como el consumo de tabaco y el alcohol. Se trata de surcos faciales que van acentuándose, del borde mandibular que pierde definición, mientras que los depósitos grasos característicos de la juventud empiezan a vaciarse y caer, por lo que la piel se torna más flácida y puede descolgarse también.

Este tipo de lifting facial, también conocido como cirugía de estiramiento facial es una técnica quirúrgica que permite mejorar el tono y la tensión de la piel, los ligamentos y los músculos faciales y del cuello. Durante la intervención se elimina la piel excedente, y se retensan los ligamentos y músculos de la cara a través de unas incisiones que quedan escondidas por el pelo y disimuladas por el borde de la oreja y detrás de ella.

El lifting facial puede realizarse aisladamente o en combinación con otras cirugías de la cara como la rinoplastia o la blefaroplastia. También es frecuente su combinación con procedimientos de relleno facial, sea con ácido hialurónico o injertos grasos propios. Además, existen distintas variantes del procedimiento de lifting, en función de la región facial en la que se focalice el tratamiento, pudiendo realizarse: lifting facial, cervical, cervicofacial o de cejas.

Los mejores candidatos para esta cirugía son aquellos hombres y mujeres en los que la piel ha empezado a descolgarse pero todavía mantiene un buen grado de elasticidad. Un lifting no tiene por qué rejuvenecer un determinado número de años, pero sí conseguirá devolverle un mejor aspecto y una apariencia más joven. La edad de los pacientes suele estar entre los 40 y 60 años pero también se realizan liftings en pacientes de 60 y 80 años con excelentes resultados. Antes de decidirse a pasar por el quirófano, piense detenidamente en sus expectativas y coméntelas con nuestros cirujanos.

Detalles del procedimiento

Cada caso puede variar en cuanto a la colocación y extensión de las incisiones, las áreas de la cara que se quieren mejorar, el uso o no de técnicas complementarias y la duración de la intervención. Actualmente existen muchas técnicas en las que hay diferencias en la ubicación y longitud de las cicatrices, pero habitualmente la incisión comienza en la zona de las sienes (por dentro del pelo), se extiende dentro de las líneas naturales que existen delante de la oreja y continúa alrededor del lóbulo, detrás de la oreja y cuero cabelludo.

El procedimiento en sí consiste en síntesis en “tensar” las capas musculares y la piel, retirando el tejido sobrante. Una vez concluida la extirpación, las heridas se cierran cuidadosamente con suturas delicadas para garantizar la mejor cicatrización posible. Posteriormente, se coloca un vendaje.

Un mini lifting es un procedimiento que puede realizarse bajo anestesia local y sedación, en el que se emplean cicatrices más cortas y se realiza poco despegamiento cutáneo buscando reponer las estructuras como la piel y músculo que han cedido poco con la mínima agresión posible y recuperación rápida. No obstante, la magnitud de los resultados con este procedimiento es más limitada.

Existen diversas variantes técnicas para la realización de este procedimiento, en función de los deseos de cada paciente y el diseño que se aplica para la resección del exceso de piel, y la manera en que se reposicionarán los tejidos. Valoraremos individualmente tu caso para plantearte las mejores opciones con el fin de alcanzar un resultado natural y armónico con tu rostro.

Contacta con nosotros
Contacta con tu especialista en Lifting

Enrique Salmeron

Lifting

Contacta con Nosotros